viernes, 6 de abril de 2007

BERTHA, CARLOS GARDEL Y EL MACANEO LIBRE

Celebro la creación de un nuevo espacio cibernético, para reflejar verdades acerca de la figura siempre presente, del amigo Carlos Gardel referentes tanto a su vida como a su obra.
Reconozco mi obsesión por no permitir “EL MACANEO LIBRE”, ni la ofensa gratuita a seres que transitaron la vida junto a Carlos, gozando de su cariño y respeto.
Recuerdo haber leído en un cable de AFP originado en Montevideo y relacionado con una pretendida cronología de la vida de Carlos Gardel, que en una de sus partes decía más o menos así:

<- 1883-1887: En una fecha imprecisa, según investigadores uruguayos, nace “Carlos Gardel en Tacuarembó resultando ser hijo “natural de Carlos Escayola y María Lelia Oliva y que el niño fue entregado a Berta Gardes, una “prostituta”(sic) francesa que trabajó en una mina de oro de la zona.>

Frente a este hecho vergonzante no he leído una sola palabra proveniente de los auto proclamados estudiosos uruguayistas , ni en particular de “Gardeloriental”, censurando la ofensa o simplemente preocuparse por interrogar a los causantes del infame cable y preguntarles, tal cual acostumbran hacer con sus “rivales”, algo como:
¿A quién le consta fehacientemente que doña Berta Gardes haya vivido o “pasado en galera” por la zona de Tacuarembó durante el período que ellos sitúan indefinidamente en los años 1883 ó 1885 ó 1887 o en el "quinientos seis" como dice Discépolo en el tango Cambalache, que de eso se trata? y a su vez preguntarse a si mismos si es serio citar tres posibles fechas, sobre un mismo dato histórico. ¿No entienden la aberración de su proceder?
Los únicos documentos ciertos que acreditan el nacimiento de “El Mago”, son la “partida de nacimiento” y el propio decir del cantor en su testamento ológrafo, en el cual de puño y letra declara haber nacido en Francia y sin más vueltas lo firma, Este documento ha sido declarado perfectamente constituído, ya no sólo por las justicias de Uruguay y argentina, si no también por el peritaje realizado en los últimos años por los doctores Torre y Fenoglio y que estan perfectamente documentados en libros modernos que los orientalistas prefieren ignorar para prolongar su agonía.
Mi malestar desgraciadamente se tiene que centrar en todo el “clan” de los seguidores de Avlis y Bayardo y en especial en Payseé González que aún vive oculto en un silencio culposo.
Tampoco puedo admitir y no deseo hacer nombres, que existen mujeres inmersas en dicho “clan” que no solamente guardan silencio ante la ofensa perversa y el concepto bajo y ruin, si no que lo fogonean con sus escritos espúreos.
Es inadmisible el silencio de esas personas ante la ofensa a una madre, a la cual las auténticas mujeres uruguayas (algunas esposas de amigos de Carlos Gardel) dieron el consabido pésame en 1935 en el mismísimo puerto de Montevideo, reconociendo su calvario de madre dolorida.
Les recuerdo a esas mujeres que no cesan de desparramar falacias, que por más odio que guarden ante sus continuos fracasos “investigativos” , recuerden en primer lugar que ellas son mujeres y que exhibir una moral sin tacha es el principal atributo que pueden mostrar a sus hijos. No se puede permitir en silencio, que una madre sea vituperada como se ha hecho siempre con doña Berta, porque ello era necesario para enriquecer el morbo de una fábula loca.
El silencio convierte a sus cultores en cómplices directos y los descalifica para pretender enjuiciar a los demás.
Dijo Borges “LA REALIDAD PROCEDE POR HECHOS, NO POR RAZONAMIENTOS” y cabe dejar en claro que las seudas huestes revisionistas (?), tiene un solo objetivo: Confundir para suplir su sin razón y así es como recorren su camino sembrando dudas a su gusto y conveniencia.

Finalmente cabe decirles a estos señores de horca y cuchillo:

Archiven todas sus maquinaciones. No tienen relevancia histórica porque carecen de actos probatorios. En tres palabras : SON DAÑINAS MENTIRAS, de las que espero un día no tengan que arrepentirse.

Homero Gómez Cavia

2 comentarios:

A las 8 de abril de 2007, 3:33 , Blogger Charles Romuald Gardes ha dicho...

Aquellos que no quieren registrarse pueden enviar su comentario a crgardes@gmail.com y los mismos serán publicados por el administrador,

C.R.G.

 
A las 8 de abril de 2007, 19:10 , Blogger Charles Romuald Gardes ha dicho...

Este un caso típico en el cual se debe recurrir a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, para revindicar a la señor Berta y enjuiciar a los difamadores

Jorgelina - La Plata

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal