sábado, 27 de marzo de 2010

GARDEL - HISTORIA DE DESAPARECIDOS


Es una ocasión precisa y de actualidad, para abordar el tema.
.
Desde que AVLIS inventò un homónimo para Charles Romuald Gardes, nació el primer DESAPARECIDO en la Argentina, si bien el periodista oriental se olvidó de incluir las pruebas documentales que avalaran a ambos, al primero y al "APARECIDO", que lo sustituyó, sin su correspondiente identidad.
.
Hubo que inventarle, de apuro, y sin comprobantes, un parentesco con la familia Escayola a los 32 años de fallecido. Y, como bien señala Ostuni,:”La misma historia, con que se lo vincula a Tacuarembó, pudo haber ocurrido en otro sitio, con otros nombres y otros personajes”.
.
Posteriores historiadores uruguayos de Carlos Gardel, tampoco presentaron pruebas, imposibilitando cualquier tentativa de ADN. Eso explica la renuencia del Gobierno Oriental a aventurarse en semejante irresponsabilidad.
.
Sobre este tema, entonces, prevalece un impenetrable manto de silencio, ligado a la impotencia por explicar la presunta DESAPARICIÒN.
.
Resolvieron, por lo tanto, al mejor estilo cinematográfico , que "DE ESTO NO SE HABLA", película que, casualmente, también se filmó en Uruguay.


Por su parte la "Vocera Oficiosa", habitualmente verborrágica, al no contar con sus celebres INDICIOS resolvió, destempladamente, que el ADN, "LE IMPORTA UN BLEDO"


Pero, si esta ausencia documental, los ha paralizado, peor suerte ha corrido el otro gran vacío, que mereció de Nelson Bayardo, - “Personalidad de Jerarquia” - la desopilante y escueta conclusión: Charles Romuald Gardes: "¡DESAPARECIO; ASI DE SIMPLE!"


Hasta es bochornoso para nosotros, transcribir la irresponsable conclusión ajena. ¡Que poca estima y calidad profesional, se puede anidar, en semejantes fabuladores que no pueden documentar lo elemental y lo obvio de su identidad!:
.
1.- Su Partida de Nacimiento en el Registro Civil o Eclesiástico;
2.- Certificados y Registros Escolares,
3.- Documentos y referencias vinculantes con la familia Escayola-Oliva;
4.- Documentos que confirmen la Desaparición o muerte de Charles Gardes;
5.- Instrumentos que confirmen la adopción de Carlos Gardel por Berthe Gardes;
6.- Estudios científicos que atestigüen la no veracidad del Testamento Hológrafo del año 1933.
7.- Iniciativa de Carlos Gardel por ajustarse a la “INSCRIPCIÒN TARDIA, prevista en la Ley Nº 1716 del 10-VII-1884 a través de Juez Letrado Departamental.
.
Ni “Indicios” ni “Documentos” se pudieron arrimar a la fábula  amasada de apuro, para evaporar y escamotear la existencia de Charles Gardes.


En efecto, prefirieron soslayar semejante acontecimiento y olvidarlo, sin aportar lo esencial:
.
8.-  Certificados de Defunción;
9.-  Denuncia Policial de Detención o Desaparición;
10.- Presentación Judicial como Desaparecido;
11.- Certificado Aduanero como alejado de Argentina
12.- Reclutamiento en el Ejercito Francès;
13.- Testimonios de amigos, conocido y vecinos;
.
En lugar de estos instrumentos probatorios, se dedicaron a inventar su muerte en batalla, luchando por Francia, un entierro en Pigüé , entrega en adopción, sustitución por su tío Carlos Carichou y promesas de AVLIS y de Israel Álvarez de Armas, sobre nuevas revelaciones.
.
Pero lo más llamativo es que Berthe Gardes, su madre biológica, en este caso no radicó ninguna denuncia de desaparición o reclamo documentado, a diferencia de su denuncia Policial del 31 de enero de 1913, por “ausencia del hogar”.
.
Tampoco se registra ningún estado de desesperación y dolor, que se posesione de su alma, ante la desaparición de un hijo de su sangre, que la debía haber marcado para siempre.
.
En sus declaraciones, Bertha nunca mencionó semejante tragedia. Tampoco Carlos Gardel registra la existencia y desaparición de un hermanastro, por adopción. Al contrario, en carta a Razzano de noviembre de 1927 lo instruye: "Primero esta la voluntad de mi mamà, pues como comprenderás SOY SU ÙNICO HIJO y por lo tanto su consuelo y compañero".


Esto contrasta con la catástrofe que fue, en vida, para la existencia de Doña Bertha, la muerte de Carlos Gardel, registrada hasta la saciedad por todos los medios gráficos, noticieros, libros, etc.
.
Esta Historieta, para que no perdure, definitivamente como un CULEBRÒN, tendrá que ser revisada y documentada, punto por punto, por los exegetas de un Gardel Oriental que hasta hoy fue pura retórica, a veces grotesca y por momentos desacreditada.
.
Desde ahora, todo será una siniestra aventura que tiñe de oprobio y desmérito a quien la reivindique.
.
Juan C. Esteban

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal