miércoles, 26 de diciembre de 2007

GARDEL - Lo bueno, si breve ; dos veces bueno.



La "HISTORIA OFICIAL" hace tiempo llegó a un PUNTO FINAL , claro y preciso, sobre el origen de Gardes - Gardel.

Se ha podido PROBAR DOCUMENTALMENTE, desde el nacimiento del primer ser apellidado Gardes en la historia de Francia, hasta la confesión documental de un Gardes transformado en Gardel, según lo prueba el testamento irrebatible, firmado por el mismo Carlos, en el cual nos deja el legado de su verdadera identidad, también escrito por él de puño y letra. Por favor abstenerse, como ya es costumbre, de hacer comentarios ridículos que no tienen sustento legal, ni real.

Se han satisfecho todas las exigencias de un riguroso examen histórico, y nos hemos preocupado de contestar disparatados dichos y requerimientos de los conocidos fabuladores orientales.

Sin embargo, ellos para intentar disimular sus permanentes invenciones que rayan en la mentira, nunca se muestran satisfechos y siguen pidiendo pruebas, palabra que para ellos no existe, pues jamás aportan alguna o ¿Será que tienen miedo a que nosotros seriamente y en los estrados que corresponden, comencemos a pedirle cuenta de las que nunca existieron y sin embargo ellos siempre mencionan?.

En un año especialmente penoso para sus aspiraciones e inspirados ciertamente por su desesperación, han vertido últimamente en sus escritos, nuevos pedidos de que seamos nosotros los que probemos lo que ellos no pueden desmentir.

Así es que dicen: "No se ha podido probar, en cambio -aseguran en tono triunfal- que las impresiones digitales del niño nacido e Toulouse (sic) ni las del alumno cuya escolaridad esta documentada en Buenos Aires fueron las mismas del detenido en Florencio Varela"; lo cual configura el mayor absurdo que personas que se precian de ser serias pueden cometer.

Claro, chocolate por la noticia. De atenernos a tales rebuscados razonamientos, se podría poner en duda el nacimiento e identidad correlativa, de cualquier ser que haya venido al mundo antes que se pusiera en práctica en los recién nacidos, el descubrimiento de Juan Vucetich. Una verdadera ridiculez.

Pero como no somos egoístas, nos complace explicarle a esos señores que Carlos Romualdo Gardes (Nombre artístico: Carlos Gardel, según sus propias palabras), nació en 1890 y Francia comenzó a usar el sistema de IMPRESIONES DIGITALES en 1917. (Torre y Fenoglio).


Y no podía ser de otra manera visto que “A mediados de 1891, el Jefe de Policía de la Provincia de Buenos Aires, capitán de navío don Guillermo J. Nunes encomienda a JUAN VUCETICH la organización de un servicio de identificación por el sistema antropométrico” .

Además ¿A quien se le podía ocurrir entonces que alguna vez ciertos iluminados pretendieran que ya en 1890 “la France”, aplicara un sistema de impresiones dactilares que no era una norma obligatoria, como lo fue mucho, pero mucho después en recién nacidos y la Argentina en escolares a principio del siglo veinte?

Vucetich implantó en el país, su sistema dactiloscópico en forma experimental, en junio de 1902, SOBRE CADÁVERES, PRESOS COMUNES Y ANARQUISTAS, PERO NUNCA EN EL ALUMNADO. Pero, por si pasa, la Emperatriz de los Blogs y "los Anillos" lo agrega … como al descuido.

Después de mentir descaradamente sobre el pupilato de GARDES en 1904 - en realidad desde su segunda inscripción escolar en 1902, es alumno externo (G. Aballe) - "jibariza" a un grandulón de 21 o 23 años, disfrazándolo frente a la pasividad "policial " y creyendo en la sandez cómplice de sus fieles, como un muchachito adolescente de 14 años.

Mientras tanto, debemos tener en cuenta que con todo su bla, bla, no han podido probar, en forma documental e incontrastable, ni un pomo, de cuanto referido en sus leyendas.

Respecto al escolar indocumentado de la escuelita de Durazno, cuya foto suministró Bertha Gardes, deben entender que es mucho mejor para ellos y su pretendido prestigio, guardar su mención para una mejor ocasión.

Pese a que Avlis y Bayardo mintieron sobre la estadía de Bertha en Uruguay, fijándola en 1880 y 1883 , sus discípulos también fabulan, insistiendo, con la posibilidad extrema que haya viajado después de 1886. A estos historiadores, tres o seis años de diferencia no le hacen mella cuando se trata de intentar precisar lo que no es verídico.

No entienden que no existen rastros de la venida o salida de Bertha Gardes en ningún registro microfilmado en el Ministerio de Relaciones Exteriores -Dirección General para Asuntos Consulares y Vinculación , DGCV8- ni en la Dirección Nacional de Migraciones. (ROU). Tampoco en la Federación de GËNËALOGIË DES PYRËNEËS- ATLANTIQUES (Búsqueda de Antepasados Franceses en Uruguay). Solamente la “nada” , es cuanto puede encontrarse en sus dichos.

Por lo tanto Bertha Gardes nunca estuvo en Uruguay, ni conoció o se hizo cargo de un fantasmita fotografiado en la escuelita del barrio sur, sino de su propio hijo Carlos Gardes, cuyo estudio, oportunamente, el Centro de Estudios Gardelianos dará a conocer.

Eso si, como se trata de celebrar el 28 de diciembre, el día de “Los Santos Inocentes”, proponemos que sea Tacuarembó, el lugar indicado de las ceremonias a llevarse a cabo.

Queridos amigos, al mismo tiempo en que cerramos este año con una limpieza general de fábulas y embustes, les deseamos lo mejor para el que se avecina. “Feliz 2008”.

Enrique Gómez Carletti

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal