martes, 1 de mayo de 2007

LAS COSAS TAL CUAL SON

Alguien nacido en el Uruguay y que luego decidió transformarse en francés, pretende en GARDEL-EL ORIENTAL contestar a un investigador serio y cabal como lo es Juan Carlos Esteban, invitándolo “a pedir, junto conmigo (es decir del franco-uruguayo) y otros, al Sr. Presidente de la República Argentina, lo siguiente: <Análisis computado del cráneo, sobre el cuerpo enterrado como siendo Carlos Gardel, lo que permitirá afirmar que el cadáver es el suyo, puesto que numerosas dudas han sido emitidas al respecto y determinación , a partir del esqueleto, de la edad de dicha persona en el momento de su muerte, como así también un análisis de ADN de Gardel y su comparación con Berthe Gardes, Paúl Lasserre, Carlos Escayola y María Lelia (o Leila) Oliva, por lo menos.>

Seguro que no le van a dar bola , pero no importa , el tipo piensa con eso, en convertirse en el adalid de la ya recontra contamina fábula. Es interesante sin embargo remarcar estos dichos en boca de una persona que conoce que el señor Esteban, como integrante del CENTRO DE ESTUDIOS GARDELIANOS, está incluido en quienes hace tiempo pidieron a la justicia argentina la realización de un ADN serio y puntual.

La justicia argentina ante tal pedido, se expidió diciendo que nada hay que probar y que Carlos Gardel es hijo de Berta Gardes, quien lo heredó en su condición de madre biológica, tal cual oportunamente lo decidieron en su momento la justicia uruguaya y la nuestra.



El gran “proponedor” termina diciendo en su exposición “he escrito también al Sr. Ministro de Relaciones Exteriores del Uruguay, MI PAÍS, pidiéndole que se acelere el pedido de estos mismos análisis, y que se proteste por el tratamiento parcial que de esta historia se hace en MI PAÍS de adopción, Francia.”

Lo que pide es ridículo y parecería formar parte de un acto teatral llamado a entretener a menores de 12 años y extraña que no tome conciencia, primero de su desubicación y segundo, que ya no es un genuino uruguayo, sino francés por conveniencia, disculpen, por adopción.

Sin embargo como aquí estamos para colaborar, es plausible que haya elegido ese camino, pero que lo haga él sólo, de manera que todo el mérito de la presentación sea suyo. Para ello sugerimos debe observar pequeños detalles, a saber:

1º) No alterar el RECURSO JERÁRQUICO, arrebatándole la iniciativa que le corresponde al Gobierno Uruguayo que tiene retenido el examen de ADN, por razones que él tendrá que investigar, despejar e informar;
2º) Antes de iniciar ese trámite o simultáneamente, solicitar al Ministerio de Justicia, o la Corte Suprema que se expida específicamente sobre la validez del Juicio Sucesorio de 1937 , donde Berthe Gardes fue declarada heredera forzosa de su hijo, Carlos Gardel o Charles Gardes;
3º) Es necesario que solicite que una delegación, designada por concurso de antecedentes de carácter internacional, examine y se expida sobre las huellas dactilares del prontuario del joven Gardes detenido en 1904 y las del Pasaporte de Gardel de 1923 o su Prontuario que obra en la Policía Federal Argentina;
4º) Deberá pedir que otra Comisión de la misma jerarquía realice el examen caligráfico del Testamento ológrafo de 1933;
5º) Es preciso que se aporte algún indicio creíble o evidencia por parte del Gobierno Uruguayo que justifique examinar los restos de Escayola o Manuela Bentos de Mora;
6º) Ni el Sr ESTEBAN ni el CENTRO DE ESTUDIOS GARDELIANOS tienen la menor duda acerca del origen Francés de Carlos Gardel, respaldados por una sólida documentación, de modo que no le corresponde REITERAR INICIATIVAS ya llevadas a la práctica y que jamás fueron apoyadas ni contestadas por el Estado uruguayo o por el núcleo de civiles comunmente llamados "uruguayistas";
7º) Previamente desde Uruguay deberán presentar los duplicados que deben obrar en el Ministerio de Interior Uruguayo de la Partida de Nacimiento de Gardel, inscripto en Tacuarembó conforme sostiene un miembro del Cuerpo Diplomático Uruguayo -Enrique Estrázulas - y también el escritor Erasmo Silva Cabrera;
8º) No pueden admitirse escapes basados en la no inscripción por ningún motivo, frente a la ley Nº 1430 del 11 de febrero de 1879 y particularmente el Art.,30 y 34 que preserva y protege el anonimato de los Padres;
9º) Si no se atienen a estas condiciones previas, a partir que las dudas "no resueltas" que señala el Parlamento Uruguayo, las que solamente anidan en ciertos sectores de la Comunidad Gardeliana de Uruguay, a nosotros NOS ASISTA el derecho de calificar dicha iniciativa, como otra maniobra de “DISTRACCIÓN” de las tantas que inventan en la Banda Oriental.

Además es aconsejable quitar de su brillante lista, hacer el examen de ADN de Paúl Laserre, al cual ni Bertha menciona en el reconocimiento de la maternidad de Carlos Gardel, ni tampoco lo reconoce Charles Gardes (Gardel) en su testamento ológrafo y que tampoco es mencionado en alguna circunstancia por el señor Esteban. ¿Qué es lo que se busca, confundir más?

Si bien el autor de la propuesta no exhibe méritos ni títulos para ponerlo en paridad de condiciones con modernos investigadores serios (1), que han hecho de la verdad un culto basado en pruebas documentales y no en el “bla bla oriental”, es conveniente recordarle que si lo desea puede aún interponer un reclamo que tenga que ver con su fantasía, ante la COMISIÓN INTERNACIONAL DE DERECHOS HUMANOS que se reúne en Ginebra, a fin de que se respete el derecho de identidad que sus amigos orientales nunca han podido probar.

José Pedro Aresi

(1) Entre otros Simon Collier , Monique Ruffié
de Saint Blancat, Georges Galopa, Julián y Osvaldo Barsky
Raúl Torre, etc.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal