sábado, 18 de agosto de 2007

GARDEL : EL TIEMPO Y LAS REALIDADES


Cuando existe una prueba concreta, las interpretaciones pasan a segundo término y solamente caben hechos concretos.

Mucho se ha escrito sobre la venta por parte de Armando Defino a José Razzano de los derechos que sobre la “producción artística” de CARLOS GARDEL había heredado de la madre del cantor, doña Berta, pero siempre se ha omitido mencionar detalladamente o transcribir, el documento mediante el cual se concretó, en el año 1945, esa operación.

Por lo tanto resulta relevante reproducir parte de dicho acuerdo, el cual lleva las firmas de Defino y Razzano y que dice así “.... que fue y perteneció a don CARLOS ROMUALDO GARDÉS, conocido como Carlos Gardel, cuya cesión comprende todas las que ...”

Es decir que 25 años después, Razzano ANULA CON SU FIRMA la aseveración que lo muestra como “testigo de prueba” en la Denuncia de Nacimiento Nº 10.052 confeccionado el 8 de octubre de 1920 por el Consulado de la República Oriental del Uruguay en Buenos Aires a nombre de Carlos Gardel. Recordemos además, que ese “certificado” fue un instrumento solamente entregado de favor, que le sirvió a Carlos para obtener toda su posterior documentación argentina.

Es importante destacar entonces que el documento de 1945, repite la identidad que el mismo Carlos dejara fielmente expresada en su Testamento Ológrafo, doce años antes y además que el mismo lleva la firma de su antiguo compañero José Razzano, que aquí reconoce expresamente a CARLOS GARDEL, como CARLOS ROMUALDO GARDÉS, cuya partida de nacimiento lo acredita nacido en Francia; es decir entonces que estamos frente a un nuevo reconocimiento de "identidad coincidente".

José Pedro Aresi

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal