martes, 24 de febrero de 2009

GARDEL: LOS OPINÓLOGOS


SIGUEN MINTIEDO, PERO SIN ORIGINALIDAD
.
El Dr. Sica remata su artículo sobre el festejo del 11 de diciembre ppdo., como día del tango, haciéndose el confundido sobre el año de nacimiento de Carlos Gardel pero sabe, justamente, el día preciso en que vino al mundo. ¡Curiosidades de la fábula!.
Como se explica que sepa el día pero no el año. MISTERIO, del que ya no vale teorizar. Pero lo más ocurrente es que el artículo lo concluye con la remanida "declaración" que recoge de "AVLIS" sobre las afirmaciones de Julio De Caro, respecto de la "Orientalidad " de Gardel. Ellas figuran insertas en una hoja suelta, mecanografiada, cuya firma no nos merece fe.

Además, francamente, la referencia al origen de Gardel, en dicho articulo, aparece descolgada de la importancia del fasto que se celebra. Es como un intento desesperado y extemporáneo de introducir un "bocadillo" en una ceremonia ajena a un debate que se extingue. Vale decir el "Día del Tango" aparece desdibujado y casi, como un pretexto, para introducir, desde el principio, la desgastada muletilla de un no menos desprestigiado Erasmo Silva Cabrera.

La verdad es que si hoy viviera el insigne creador de "Mala Junta", a la vista de la documentación acopiada, sobre el origen francés de Gardel, seguramente, seria tan categórico, en la materia como me ratificara, en su caso, Horacio Salas.

A parte, en otro orden de consideraciones, solamente los muy íntimos sabían, de boca de Gardel, su origen francés.

Y esa no era la circunstancia de De Caro, según surge de su autobiografía: "EL TANGO EN MIS RECUERDOS", Ediciones Centurión. De su lectura pormenorizada se puede apreciar dos contactos con Gardel.

Uno muy breve y circunstanciado en Buenos Aires en el Teatro "Esmeralda", para pedirle una fotografía, donde el trato es de "criatura" a "Señor", pag.78 y, a posteriori, en Niza y París, con comentarios muy impersonales.

Por otra parte en el texto de su libro, Julio De Caro relativiza las opiniones de AVLIS acerca del origen de Carlos Gardel. En ningún pasaje de su largo relato, aparece nada que haga pensar que De Caro se iba a expedir, categóricamente, sobre la nacionalidad.

A la inversa, todo concurre a afirmar lo contrario. En la pag. 73 del libro, De Caro se refiere al endiosamiento de Gardel en su "tierra querida" relacionandola, obviamente con Buenos Aires.
Por conocida no puedo soslayar, de cualquier manera, la presentación que rememora De Caro de su debut en Niza, donde recuerda, textualmente: " Se dejo oír una vos en francés de una ajustada y precisa sintaxis. Era Carlos Gardel presentando, off de reccord , a De Caro" (Ver pag.: 79 )

De modo que esta muy lejos Julio de Caro de invocar o prohijar, en su libro testimonial, la pretendida orientalidad que pretenden adosarle.

Todo lo contrario, en la pàgina 243 afirma De Caro: AVLIS cuya tesonera devoción, diría científica, no desmaya por desentrañar en la búsqueda, la verdadera nacionalidad de Carlos Gardel, AUN POR DEFINIR", etc, ( pag. 244. Obr. Cit.)

Màs categórico y alejado de todo compromiso, sobre la nacionalidad de Carlos Gardel se manifiesta en el Capitulo "URUGUAY Y EL TANGO", de su libro de Memorias, Pág., 239.
En efecto, ahí De Caro escribe, bajo una fotografía de "AVLIS": "Destacado comentarista y periodista, mostrando parte de la documentación ( ¡diarios! ) referente a Carlos Gardel refirmando lo que ÈL SOSTIENE. Que es uruguayo"

Esta claro. De Caro se abstiene y deja solo a Erasmo Silva Cabrera opinando por su cuenta.
Nadie juiciosamente infiere, de estas citas, más que, De Caro, toma prudente distancia sobre el tema.

Por otra parte, si eventualmente De Caro hubiera sostenido esa tesitura, la misma no agregaría ni quitaría nada, frente a la documentación y los instrumentos jurídicos que se manejan en la actualidad y que avalan el origen galo de Carlos Gardel.
Son, simplemente DICHOS de una personalidad prestigiosa, pero carentes de valor probatorio, al que son tan afectos los "opinòlogos".

Ellos abundan, suman y abusan de OPINIONES " ad infinitum". En substancia: - NADA.
.
Están tal como comenzaron. ¡Pura fàbula!
.
Juan Carlos Esteban
.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal