miércoles, 14 de mayo de 2008

GARDEL - HISTORIA DE UN DISPARATE



EL DISPARATE

El 30 de junio de 2007, en las páginas de "GARDELWEB" pusimos en descubierto la falacia de un Gardel, alumno en una escuela de Montevideo.


La constancia de esa supuesta concurrencia del artista a un curso educativo en Uruguay, estaba basada en una caprichosa presunción de que una simple fotografía, sin ninguna referencia en la copia original (proporcionada por Berthe Gardes), correspondía a una escuela oriental. Todo ello según una complicada comparación arquitectónica, que en sustancia no probaba nada, salvo lo que querían imaginar sus autores.

Naturalmente nuestra inquietud se dirigió a requerir los comprobantes documentales, que acreditaran el nombre del alumno, el grado que cursaba y su correspondiente inscripción. Por otra parte, estos detalles resultan una condición "sine qua non" para certificar la verdad de tal concurrencia.

A raíz de esa preocupación nos informamos que resultaba imposible contar con esos datos porque: "Recién a partir de 1900 comenzaron a anotarse los nombres de los niños que asistían a la escuela" (sic)

Nosotros conocíamos que la ley de Educación Común y Obligatoria N° 1350 se puso en práctica el 24 de agosto de 1877 y en su Decreto Reglamentario, del 25 de noviembre de 1877, se establecía ya el régimen de "Matriculación".

Hasta el año 1900 se llevaban matriculados 145.547 alumnos, con cuyos certificados de Promoción, muchos de ellos pudieron ingresar en el curso secundario y terciario.

A esa fecha ejercían, con su correspondiente matrícula docente, 1131 maestras que previamente, habían acreditado haber aprobado sus curso en la escuela primaria.

Por otra parte la Obligatoriedad de la enseñanza, a partir de los 5 años, implicaba necesariamente la inscripción del alumno, de acuerdo a lo exigido por el Decreto Reglamentario del 25 de noviembre de 1877.

Además, el legislador se aseguró la concurrencia e inscripción del alumno, mediante la aplicación de penalidades para los padres omisos, si bien eran menos severas que las propuestas por Pedro Varela en su famoso Proyecto. (1)

Frente a las evidencias documentales que aportamos en el artículo de referencia, tardíamente, responden, el 5 de mayo de 2008 los autores de la fábula que, "más que buscarle pelos a reglamentaciones de las que PUEDO DAR FE que no se habían puesto todavía en práctica...etc, etc"

Es decir que un mandato expreso de la ley y su Decreto Reglamentario , "no se puso en práctica", durante 23 años, sin que a la Inspección General, que ejercía casualmente Varela y luego su hermano, se le pasara desapercibido.

Tamaña irregularidad comporta una irresponsabilidad que solo se puede asumir por causales sólidamente fundadas y expresadas en una Resolución o Ley que los responsables de semejante información deberían dar a conocer, con el Número y la Fecha correspondiente.

Como quien da fe de semejante "Disparate" está imposibilitada de testimoniar en nombre de tan noble "Principio" porque esta devaluada, ( incendios, indocumentaciones, desapariciones, etc. ) , sugerimos a los crédulos que, de una buena vez, exijan Pruebas Documentales o se resignen a convivir con el "Ridículo".

Juan Carlos Esteban

(1) Ver "Itinerario Histórico, UN SIGLO de Educación Publica -1875-1985- "ROU

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal