miércoles, 29 de octubre de 2008

GARDEL SIN MAQUILLAJE


Deseo agradecer a quienes conforman los cuadros del Blog “LOS AMIGOS DE GARDEL”, que me han invitado a participar en este Sitio.

Comenzaré por hacer referencia al mensaje que inserté en una conocida Mesa gardeliana, donde pululan ciertas especies de credibilidad muy poco recomendable, normalmente escondidos detrás de “nicks” que mutan a menudo.


Escribí entonces, con algún agregado actual, lo siguiente:

<< Es curioso como los distintos SOSA (en referencia precisamente a esos seudónimos), se alternan detrás del padrinazgo de Martina, precisemos Iñiguez de apellido, para perpetuar la estirpe de los difamadores, surgidos de los “bajos fondos” y tambien, los adoctrinados en los “fondos bajos” de la cultura y de la historia.

De los primeros, no me sorprende ni me extraña, dada la índole y naturaleza innoble y abyecta, que le trasmite su mentora y consejera. Pero al otro SOSA, que se adosa un "PUIG", con que trata de distinguirse, se le trabó el discurso y repite, mecánicamente, las ordenes recibidas, antes de la “CATÁSTROFE DE LA ESCUELITA MONTEVIDEANA”.

!Por favor, Martina!, avísele que su tesis fue Reprobada por el Órgano Supremo de la Cultura Oriental!

Nada menos que la Comisión de Educción y Cultura del Parlamento Uruguayo ha entrado en el QUINTO MES y no se ha expedido, ni se expedirá, acerca de la fábula de la escolaridad oriental del joven Gardel.

Lo que es lo mismo que rechazar "la nueva realidad y no aceptar esa verdad probada", como le gusta insistir, al distinguido SOSA PUIG.

El Archivo y el Silencio es mas elocuente que las altisonantes "demostraciones fehacientes que la foto escolar -se exalta Sosa- fue sacada en Montevideo".

El más que prudente tiempo transcurrido -va casi para el medio año- es suficiente para aplazar la delirante presunción de un Gardel, secretamente, escolarizado en Uruguay, sin otro antecedente probatorio, que una foto atesorada por Berthe Gardes, que se refiere a su propio hijo -Charles- "de 6 años y sus compañeros de colegio, en 1896".

Así lo entendió la Comisión de Cultura Parlamentaria, que al no contestar, se infiere que desestimó, de hecho, dicho desvarío.

Ya saben, entonces, la estirpe de los Sosa-Iñiguez donde dirigirse, para interpelar los veredictos de la Historia. La retórica no sirve en estos casos, frente a los Poderes Públicos y el inexorable transcurso del tiempo.

En efecto, los Órganos de Gobierno Uruguayo tienen todas las respuestas:

a) Requerimiento de Repatriación de los restos de Gardel , en Relaciones Exteriores de Uruguay, y su rechazo y Archivo, en 1935,
b) Juicio Sucesorio en los Tribunales de Montevideo, en 1937,
c) Pedido de ADN retenido por el Poder Ejecutivo oriental desde hace 10 años, y
d) Escolaridad de Gardel en Montevideo "Retenida", sine die, en el Parlamento, etc.

Mas le hubiera valido a Martina no meterse en "la boca del león" del Órgano decisorio de la Cultura uruguaya. Pero ya es tarde.

La leyenda reposa, vitalicia, en un archivo olvidado, de un Parlamento que detesta los culebrones y a las fabuladoras.

Nosotros, que le aportamos, nos congratulamos >>

Todo muy claro. Una “efectivisación” del difícil trance que pretenden pasar quienes se llenaron la boca con la panacea mundial de la “escuelita montevideana” y hoy deben conformarse con leer “El País, Página 12 o la revista Noticias.

Ya estampados estos conceptos en la Mesa, un habitante de Oceanía, nacido en Uruguay, hoy radicado en Camberra y además jubilado, se envalentona, toma coraje y antes de desinflarse, se permite insertar el siguiente ridículo comentario en el Foro de TODO TANGO, espacio en el cual irrumpen por siempre, personajes que denigran toda condición gardeliana.

Es entonces que con un algo de soberbia, Hebert Fayet escribe lo que mucho se parece a una oración corporativa nacida de un rosario de frustraciones, lo siguiente:

<< “Señor Surubu : Si se probara que el mago era Oriental eso serìa un hecho bochornoso para el pueblo argentino y no creo que al gobierno uruguayo le convenga incrementar las malas relaciones actuales con la Repùblica Argentina por el problema de los puentes ya que la economìa uruguaya depende mucho del sus exportaciones y buenas relaciones con la otra orilla del Plata.
Por lo tanto jamàs los uruguayos van a tratar de probar nada referente a la nacionalidad del mago,aùn creyendo que es uruguayo, y quizàs eso sea lo mejor para los jubilados de ambas orillas ya que de esa manera podràn seguir alterándose con sus discusiones en la pàgina de Todotango
. >>

Ante afirmaciones de este calibre, algunas personas de la Mesa reaccionaron y así pude leer que:
“ …. los especimenes a los que UD SE REFIERE (se dirigen a mí) LA TIENEN BIEN CLARA Y NO LO IGNORAN”, para luego agregar que esos individuos no pueden reconocer la verdad que tienen frente a si, pues serían entonces el hazme reír, ya “no solo del sufrido y honesto ciudadano de Tacuarembo sino del mundo entero.”

O bien, tal cual lo dice otro concurrente, “Es bochornoso pretender hacer creer a las personas de bien que entran a esta Mesa que “Si se probara que el mago era Oriental eso seria un hecho bochornoso para el pueblo argentino y no creo que al gobierno uruguayo le convenga incrementar las malas relaciones actuales con la Republica Argentina …” , inquiriendo además: “¿Cómo se puede decir esto desde la franqueza?.”
También pude leer que se dijo: “El gobierno uruguayo no interviene porque no tiene pruebas. Porque no puede sostener una fábula que se derrumba día a día. La VERDAD HISTÓRICA confirma que Gardel nació en Francia y no – lamentablemente – en el Río de la Plata.”

Ante tal abundante retórica, sentí la obligación de contestarle a quienes profesan las mismas ideas que el señor Fayet, por lo cual éste es solamente el común destinatario de una RESPUESTA que va dirigida a todo un grupo.

Escribí entonces otro mensaje en el cual me ocupo principalmente de rebatir las palabras de aquél y entonces dije:

<< “EL "FAYO" DE FAYET” >>

<< .….. El Sr. Fayet, y valga el juego de palabras, le ha hecho honor al apellido, "Fallando", estrepitosamente.
Resulta que, después, de 41 años de incesante prédica -me baso en el libelo de AVLIS de 1967- donde, hasta hoy el Gobierno Oriental, a través de su Cancillería, promueve activamente la muletilla del Gardel oriental, el "fallido" Sr. Fayet se preocupa por preservar las buenas relaciones, renunciando a la fábula.

Por otra parte, es un verdadero RENUNCIAMIENTO HISTÓRICO, anticipado e inconsulto que deja muy mal parados los esfuerzos de Martina y "Las Tres Gracias", con su despliegue publicitario y su esfuerzo inútil.Me suena, un poco, a la fábula -otra más- de la "Zorra y las Uvas".

Ahora, resulta que nos venimos a enterar que "jamás los uruguayos van a tratar de probar nada" en lo referente al origen de Gardel.

Con eso Vd. condeciende a decretar, "per se" "El Fin de la Historia", al mejor estilo del Profesor Fukuyama.

Pero la historia del origen de Carlos Gardel discurre por otros caminos, y no daremos tregua, y cese de fuego unilateral, hasta tanto los Organismos que corresponden en el orden Internacional, se expidan obligando a poner las cosas en sus justos términos.

En ese objetivo estamos empeñados, y no en que nos distraigan, en juegos de abalorios.

Realmente el cándido Sr. Fayet, en su exceso de generosidad, trata, infructuosamente, de salvar a Martina, contra su terca torpeza, acercándole un salvavidas de plomo.

Pero, ante tanto esfuerzo inútil, el renunciamiento forzado de Martina me huele a escapismo o pretendida salida honorable. Dudo que en su necedad, se resigne a aceptarla.

El Sr, Fayet, "amateur" en geopolítica, hace que cree en el deterioro de las relaciones uruguayo-argentinas, por un acto de reparación histórica, que terminaría con una polémica unilateral y ociosa. Finge pensar que el hecho, tiene tal relevancia que afectaría la relación política y diplomática, que, en todo caso, se desliza por otros andaribeles más empinadosDistinguido Sr. Fayet, deje el soleado banco de plaza y póngase al día, en política internacional.

Vuestro respetado Presidente, Tabaré Vázquez, acaba de vetar, con suficiente razón, la candidatura al UNASUR del ex mandatario argentino, en un acto de valentía política que no se compadece, ni se parangona, en su trascendencia, con la ridícula disputa unilateral, que uds. fogonean, del probado origen de Gardel.

Su verdadera importancia es irrelevante, ante la gravedad de las torpezas, que en nuestro pais, nos quitan el sueño.

Le sugiero, estimado amigo, cambiar la redacción de su esquelita, en el sentido que " jamás los uruguayos van a PODER probar nada referente a la nacionalidad del Mago"

Es una simple cuestión de "verbos".

TRATAR, lo han intentado de larga data e infructuosamente. PODER, definitivamente, no está a su alcance.

La Comisión Parlamentaria de Cultura, guardó prudente SILENCIO. El expediente de "La Escuelita" fue archivado, ante la impotencia de Martina, no por razones geopolíticas, sino por vergüenza ajena. Matias Surubu.>>

Y colorín, colorado, este cuento se ha acabado

Matías Surubu

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal