martes, 25 de septiembre de 2007

Derecho a réplica

Seguidamente publicamos el mail del señor Ricardo Ostuni reenviado a nosotros por “VEPRESS”, mediante el cual contesta la carta abierta publicada por el señor Enrique Espina Rawson en “LOS AMIGOS DE GARDEL”.

El mencionado mail dice así:

“Date: Mon, 24 Sep 2007 19:35:24 -0300 (ART)
From: Ricardo Ostuni
Subject Re: CARTA ABIERTA AL SEÑOR RICARDO OSTUNI
de Enrique Espina Rawson”


ESTIMADO ESPINA RAWSON:

Vd. se equivoca. Mi discusión no es sobre la nacionalidad de Gardel, sino sobre el modo agraviante en que Vd. se dirige a quienes no comparten sus puntos de vista. Por ejemplo decir que la señora Martinez Iñiguez es mi alter ego faltándole el respeto a ella y a mi, cosa que no consiento y sobre la que espero sus disculpas, si es Vd. un señor como yo presumo.

En esa reunión privada a la que Vd. alude, le hice tangencial referencia a este modo de actuar. Veo que no fui lo suficientemente claro en mi sutileza como para que entendiera que ni los agravios ni las descalificaciones le confieren a nadie mas saber del que tiene.

Cierta vez, participaba yo de un programa de TV por otros temas que nada tenían que ver con Gardel ni el tango; otro entrevistado comenzó a levantar la voz para expresar sus razones. Por toda respuesta le dí la que ahora le comento y también le doy: si la verdad la tuvieran sólo los que gritan, los mudos serían unos pobres ignorantes.

El tema Gardel -ni ningún otro tema salvo la dignidad y el honor- puede ser motivo para enemistades, descalificaciones y agravios. A la gente, vuelvo a repetir, se la juzga por su ética no por sus ideas. Y eso es lo que me molestó en el caso de Enrique Estrázulas.

Ya que se ha dado la oportunidad de escribirle, aprovecho también para hacerle un comentario. Leí en el blog de Vds. una nota suya sobre el origen del famoso jingle de Geniol. La misma adolece de errores y yo, con toda cordialidad, le envié mi investigación, la letra completa de la milonga de los hermanos Sureda y otra que fue escrita para Cafiaspirina. Por toda contestación recibí una respuesta rayana en la necedad: lamentamos no poder publicar su nota porque Vd. no es socio de nuestro Centro.

Quiero creer que tampco estas líneas van a ser publicadas en el blog porque sigo sin ser socio, de modo que quedarán como una charla cordial -aunque algo áspera- entre dos personas que transitaron algunos días juntos en un mismo gobierno y que tienen muchos amigos comunes. Además, le confieso, siempre ponderé en Vd. el modo de interpretar nuestra música campera, de manera intimista y casi conversada, tal como auténticamente debe hacerse.

Por fin, para que no sigamos por este chusco sendero, le digo que fui de los primeros en enviarle al diario El País una nota señalando el error en que incurría al mencionar un supuesto encuentro de Borges y Gardel. Soy autor de un libro -cuya segunda edición se presentará el próximo 4 de diciembre- titulado precisamente Borges y el Tango, de modo que conozco bastante sobre las preferencias del escritor y sus opiniones. Le aseguro que este libro no es pródigo en irrelevancias. Además, el 24 de agosto pasado, fui invitado por la Fundación Borges que preside la Sra Maria Kodama, para dar una conferencia sobre el tema y aproveché para corregir nuevamente ese error de información.

A pesar de todo, le envío mi más cordial y afectuoso saludo

RICARDO OSTUNI

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal