sábado, 22 de septiembre de 2007

GARDEL - Sutil cadena de equivocaciones acerca de su persona.


Nuestra buena voluntad esta ampliamente demostrada, al reaccionar pacientemente frente al ramillete, ramo, palma o corona de errores propalados por Avlis, Bayardo, Paysée y muchos más. Algunas de estas personas se dicen sus seguidores y otros en cambio yerran sin que les tiemble la mano y lo peor sin rectificarse al verse descubiertos.

No es fácil desenterrar raíces de “equivocaciones” con las que se han sembrado Internet y se ha confundido a cientos de personas interesadas en conocer la verdad respecto de la vida y obra de Carlos Gardel.

Se trata de una sucesión de historias que se van reemplazando una a otras, cuando su falta de rigor histórico queda demostrada. Es algo de nunca acabar, pues se realimenta en errores que no deseamos catalogar de “mentiras” para que nadie se ofenda, tal cual suelen reaccionar algunas personas cuando se encuentran frente a la verdad que ellos no respetan.

Estamos de acuerdo en que en el trajín de la investigación puedan mezclarse pequeños errores que no son determinantes y que no se pretenden utilizar como “pruebas” para falsear la realidad. Además, para enmendar un error existe la rectificación; acción que ciertas personas debieran utilizar frecuentemente pero que no lo hacen. ¿Será por aquello de “miente, miente, que algo siempre quedará? ¿Quién lo sabe?. Si se trata de personas que se precian de ser investigadores serios, indudablemente ello no debería ser así. Pero … , bueno, siempre hay un pero.

Tal el caso de alguien que hace años escribió: “Es interesante señalar también que en el Monumento a los nativos de Toulouse muertos en la guerra del 1914, figuran entre muchos otros nombres, los de Julien, Armand, León y Charles Gardes con indicación de los respectivos regimientos a los cuales pertenecen”, cuando esta aseveración no se condice con la verdad, ya que en dicho monumento, ubicado en el cementerio de “Salonique”, NO FIGURA EL NOMBRE DE CHARLES GARDES, según pruebas fotográficas que obran en nuestro poder.

Así podríamos enumerar cientos de “errores” que adornan la fábula del Gardel nacido en Uruguay.

Introducido por “crgardes”

1 comentarios:

A las 25 de septiembre de 2007, 0:31 , Blogger Charles Romuald Gardes ha dicho...

Aresi, Esteban, Espina Rawson, Gómez Carletti y Gómez Cavia, gracias por mostrarnos el lado opuesto de la luna y poner luz en nuestro conocimiento; el mismo que destrozaron Silva Cabrea, Bayardo, Paysee, Ostuni y la mersa de seguidores con la Iñiguez a la cabeza.
Julio Mayo (Montevideo Uruguay)

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal