lunes, 24 de septiembre de 2007

GARDEL - CARTA ABIERTA al Señor Ricardo Ostuni


El Sr. Ricardo Ostuni y su alter-ego, la Sra. Martina Iñiguez, han decidido romper lanzas a favor de un aliado, aludido por mí como el garante de una fabulación aparecida en “El País” el 25 de junio pasado.

Me refiero al Sr. Enrique Estrázulas, que le hace decir a Borges en ese reportaje fraguado frases como “Gardel era un paria oriental que murió quemado”, y que junto a Amorim escucharon al cantor en una pulpería de Tacuarembó- por entonces un desconocido- en 1917-18.

Todo y cada una de estas afirmaciones son falsas, y mal puede haberlas dicho Borges, ya que, en esos años, Gardel no era un ignoto cantor aficionado, sino el primer profesional del canto criollo, y, por su parte, Borges estaba en Suiza desde 1914, y ni había oído hablar de Enrique Amorím. Y en cuanto a la falsedad de esa parte del reportaje, resulta lapidaria la carta que el Sr. Francisco Lanza (h) publicó en “La Nación” , en la que-como único testigo de esa entrevista entre su padre y JLB-, afirma que no se habló para nada de Gardel.

Todo este engendro es autenticado por el Sr. Estrázulas, asegurándonos saberlo por haber conversado más de 20 años con Borges, y lo considera un testimonio más que se suma a su convicción del Gardel uruguayo, fin último de estos enredos.

Para mayor abundamiento sobre la probidad de estos dichos, transcribo unos párrafos de “Tlön,Uqbar, Orbis Tertus” famosísimo cuento de Borges, que tal vez mis impugnantes suponen desconocido:” Ocurrió unos meses después, en la pulpería de un brasilero, en la Cuchilla Negra. Amorím y yo regresábamos de Santa Ana. Una creciente del río Tacuarembó nos obligó a probar (y a sobrellevar) esa rudimentaria hospitalidad. El pulpero nos acomodó unos catres crujientes en una pieza grande, entorpecida de barriles y cueros.” Evidentemente, se ha querido emular a Pierre Menard.

Ahora bien, Ostuni e Iñiguez, lejos de molestarse por el agravio colectivo a la memoria de Gardel, de Borges y del mismo Francisco Lanza perpetrada por la dupla “El País”- Estrázulas, se horrorizan por mi falta de urbanidad, y consideran que agravio al Sr. Estrázulas, al poner en evidencia este asunto. Me recalca Ostuni la condición de gran cuentista de Estrázulas, cosa que, efectivamente, he podido comprobar por mi mismo.

Hasta aquí el tema del reportaje. Debo contestar otros asuntos que encaran a la pasada. Dice Ostuni que en una reunión privada, días pasados, me dijo algunas cosas. Considero que estas intimidades están fuera de lugar, máxime, cuando, fiel a su estilo literario, omite decir lo que yo le dije. Pero, para no entrar en dimes y diretes, le propongo aquí a Ostuni y seguidores lo siguiente, y pido se lea esto con atención.

Ateniéndome a los hechos, podría decir que la filiación y nacimiento de Carlos Gardel- que es al fín y al cabo lo que estamos discutiendo- es un tema terminado para la justicia, tanto para la argentina, cuanto para la uruguaya. Hay quienes ignoran esto, empezando por los escritos del Sr. Ostuni, pródigo en irrelevancias y extrañamente hermético en este punto. Así es que aquí no hay teorías: para la justicia de ambas orillas nuestro CARLOS GARDEL es CHARLES ROMUALD GARDES, nacido en Toulouse e hijo de Marie-Berthe Gardes, ciudadano argentino naturalizado.

Nuestros dichos y discusiones, son, en definitiva, irrelevantes. A pesar de ello, me avengo, en lo personal, a debatir estos temas, y cualquier otro que se desee, siempre y cuando exista un jurado imparcial, de reconocida probidad y formación, que emita luego de las presentaciones, que pueden responderse por escrito y sin necesidad de público, su fallo. Este no tendrá, desde luego, valor legal, ya que, como digo, esto es caso cerrado desde 1937, pero servirá como valioso antecedente de consulta.

Hay una persona, que nos recibió en su casa días pasados - y aquí Ricardo Ostuni me entenderá bien -, que podría, a nuestra solicitud, ocuparse de formar un tribunal privado que entienda en este caso. Esta persona goza de mi alta estima intelectual y personal, y quiero creer que el mismo concepto le merece a mi adversario, ya que ha trabajado íntimamente con él en los últimos años.

Espero su respuesta, Ricardo.

Lo saludo atentamente.

Enrique Espina Rawson

3 comentarios:

A las 25 de septiembre de 2007, 0:32 , Blogger Charles Romuald Gardes ha dicho...

Hay que tenerlas bien puestas para decirle a Ostuni lo que se merece, a la vez que desenmascarar a la dama reina del yotivenco. Este par de tortolitos ya han causado mucho daño a Carlos Gardel – Ricardo Martín de provincia de Buenos Aires – Argentina

 
A las 25 de septiembre de 2007, 0:33 , Blogger Charles Romuald Gardes ha dicho...

Bien dicho.
A estos presuntos y mal habidos investigadores orientales no se les puede creer. Lamento compartir con algunos la nacionalidad, pero sin embargo y por suerte para mi paisito la inventora mayor no es paisana, nació en suelo argentino y con eso me deja más tranquilo.
Walter Washinton Walsh - Canelones - Uruguay

 
A las 26 de septiembre de 2007, 11:12 , Blogger Charles Romuald Gardes ha dicho...

Coincido que entre hombres no cabe referirse a las intimidades así porque sí. Este importante aspecto particular parece ser ignorado por ciertas personas que también callan cuando deben responder propuestas. A buen entendedor basta con esto - Joe Dante

 

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal